La Morada Maldita es un juego de velocidad y agilidad visual donde deberemos ser veloces y conseguir las gemas que las cartas de reto nos indica: gemas de un determinado color, forma o número de lados. De esta manera deberemos estar concentrados para coger las piezas adecuadas y no cometer errores. Por ello se optó por un diseño geométrico y colorido.
​​​​​​​La Morada Maldita es mi segundo juego de mesa, esta vez publicado por la editorial Mercurio. Se trata de un proyecto integral que incluye desde la creación de las mecánicas del propio juego hasta la temática y la dirección de arte.
Storytelling
En la pequeña villa de Rocabrillante, su habitante más rico y longevo ha dejado toda su herencia… ¡al pueblo! En su testamento, dejó escritas las siguientes palabras:

He escondido mi más preciada colección de piedras preciosas por toda mi mansión. El primer domingo tras mi muerte, se abrirán las puertas de mi morada y podréis tener acceso a todas las gemas que fui coleccionando en todos mis viajes. Pero cuidado, existe una exótica joya morada que nadie podrá llevarse. Todo aquel que ose tocarla, quedará maldito. Y, por si fuera poco, el resto de la gente se verá hechizada por el poder de esa mágica joya que conseguí hace tantos y tantos años.

¿Seréis capaces de encontrar más gemas que los demás? ¿Podréis sobreponeros a los peligros de las maldiciones de la morada maldita?
Las ilustraciones corren a cargo del ilustrador Isaac Murgadella, que con un estilo cartón y canalla hace que el juego se adapte muy bien a todo tipo de públicos.
El juego se ha posicionado, en menos de un año, como un TOP Ventas, con mas de 10.000 ejemplares vendidos, 3 ediciones y el sello "Esto es un juegazo" por parte del canal de referencia de juegos de mesa en España.

Si quieres hacerte con una copia, lo podrás encontrar en el siguiente link
Su sencilla curva de aprendizaje hace que La Morada Maldita sea un juego perfecto para esas tardes con los amigos o esas reuniones familiares. Se adapta muy bien a todo tipo de públicos, desde los más pequeños de la casa hasta la tercera edad.

Échale un vistazo a esto

Back to Top